Estrenos

Llegando los monos

Regresa una de las franquicias más populares de la historia del cine. Ambientada trescientos años después de la aparición de César, la nueva entrega de El planeta de los simios sigue a una nueva camada de primates en un mundo irreconocible, pero donde las ideas del ex líder siguen repercutiendo en propios y extraños.

 

Hay una regla implícita en Hollywood: cada cierta cantidad de tiempo se debe retomar la idea del planeta de los simios. Esta vez la espera fue menor ya que El planeta de los simios: nuevo reino llega siete años después del cierre de la exitosa trilogía comandada por Matt Reeves. Ya sin Cesar, quizás el mejor personaje del mainstream norteamericano en muchísimas décadas, la franquicia debe dar un paso adelante pero sin olvidar el pasado; es que el legado y las reminiscencias del exlíder del clan de los simios está más que presente en la memoria y en el quehacer de todos los nuevos protagonistas y, sobre todo, en los espectadores que llenaron las salas en su nombre. La tarea es difícil.

La película es consciente de que difícilmente olvidemos a César, y lo usa a su favor. Han pasado 300 años desde la revolución y los simios ya son la especie que domina, en una tensa armonía, el planeta y los humanos viven en la marginalidad. Con la aparición del tirano ProximusCaesar (Kevin Durand) que intenta construir un nuevo y sangriento Imperio, un pequeño chimpancé llamado Noa (Owen Teague) busca retomar las ideas de César para reencauzar el futuro de su especie. Para eso, deberá realizar un viaje doble: uno alrededor del mundo y otro hacia su interior en búsqueda de su identidad y de una verdadera razón de existir.

El planeta de los simios: nuevo reino se resume en una frase que dejó Wes Ball, director de esta nueva etapa, en la presentación de la película: “Seguimos en el mismo universo y estamos viendo lo que ha sobrevivido. Edificios enteros se están disolviendo. Me gusta la idea de un mundo, el nuestro, que está desapareciendo pero sigue siendo hermoso y exuberante, encantado con los restos de nuestra existencia. En él, los espectadores se preguntarán qué ha pasado con las historias de César, con su legado, sus enseñanzas”. Tierra, devastación, herencia y César son algunas de las palabras claves para una película que intentará generar la misma pasión que sus antecesoras y, de esa manera, comenzar su propio recorrido.

Pero la renovación no se queda solo en los personajes. El flamante inicio ya no cuenta con Matt Reeves, el director que le dio una nueva vida a una saga exitosa, coherente y contenida, tres adjetivos que no abundan en Hollywood y menos juntos; el universo Batman lo mantendrá ocupado al cineasta durante varios años. En su lugar está Wes Ball, quien dirigió la inconclusa saga The Maze Runner, estará involucrado en la adaptación cinematográfica del videojuego The Legend of  Zelda y que en el momento en el que le ofrecieron dirigir la nueva película de El planeta de los simios estaba trabajando con Reeves para llevar a la pantalla grande la clásica historieta Mouse Guard. Lo que se dice un director efectivo a la hora de filmar acción y para trabajar con historias ya instaladas en el imaginario popular. Por su parte, el guion tampoco fue escrito por Mark Bomback, sino que pasó a manos del afortunado Josh Friedman, cuyo currículum es la envidia de todos: escribió La guerra de los mundos de Spielberg, La dalia negra de De Palma y contribuyó en la historia de Avatar: El camino del agua de Cameron. La principal ausencia es la más dolorosa: ya no estará Andy Serkis.

«Una de las cosas importantes para nosotros desde el principio fue asegurarnos de que se nos ocurriera una historia que sintiera que tenía una razón de existir. Realmente queríamos hacer una historia que básicamente pudiera lanzar un nuevo conjunto de historias. No quería reiniciar por completo ni rehacer todo lo que sucedió en las películas anteriores que fueron tan bien recibidas. Pero al mismo tiempo queríamos darle un tono más aventurero y, en gran medida, un nuevo comienzo», sentenció Ball en la premiere mundial. ¿Qué más contar dentro de esta saga de películas? Ya son diez las entregas de una historia que comenzó allá por 1968 y que sacudió a los espectadores de ciencia ficción y del cine en general. Basada en la novela del escritor francés Pierre Boulle, la vida de estos clanes de primates ya no pertenece ni a la literatura ni al cine: ya forma parte de la cultura popular. El planeta de los simios: nuevo reino busca estar a la altura.

Alejandro Tevez

 

 

El actor de ¿Quién quiere ser millonario? debuta como director en Monkey Man, con producción de Jordan Peele. Brutales peleas cuerpo a cuerpo, una venganza  sangrienta, gurúes con ansias de...

Por: Andrés Brandariz
17 de mayo de 2024
Quentin Dupieux nos vuelve a introducir en su mundo loco, loco, loco con Increíble pero cierto, una comedia salvaje sobre viajes en el tiempo....
Por: Alejandro Tevez
16 de mayo de 2024
Sean Durkin escribe y dirige La garra de hierro, basada en la historia real de una legendaria familia dedicada a la lucha libre profesional....
Por: Andrés Brandariz
10 de mayo de 2024
La realizadora cordobesa estrena en el MALBA Las cosas indefinidas, su última película. Desde el punto de vista de una montajista en crisis vocacional que trabaja en un documental sobre...
Por: Andrés Brandariz
3 de mayo de 2024
La directora británica Rose Glass vuelve a dirigir tras Saint Maud en Amor, mentiras y sangre, una sórdida historia que va del fisicoculturismo a la violencia intrafamiliar....
Por: Alejandro Tevez
2 de mayo de 2024

Papu Curotto y Andi Nachón estrenan León: una película sobre la familia que se elige, el amor después del dolor y el oficio gastronómico como creador de comunidad mientras la...

Por: Andrés Brandariz
25 de abril de 2024